Vender tu vivienda no es una tarea fácil. Desde inmogat hemos preparado esta breve guía para poder facilitarte el proceso, aconsejándote que contrates siempre a un Agente de la propiedad inmobiliaria, para que guie y coordine el protocolo a seguir.

  • Realizar una tasación del inmueble. Acertar con el precio de venta es lo más importante del proceso. Si el precio es inferior al de mercado, venderás muy rápido, pero podrás haber perdido dinero, en cambio, si el precio es demasiado elevado el inmueble no se venderá y perderás tiempo, exponiéndote a posibles depreciaciones de valor de mercado. Desde nuestro enlace podrás realizar una sencilla valoración de mercado y si lo deseas puedes ponerte en contacto con nosotros para realizar una tasación gratuita de tu casa.  https://betterplaceapp.com/valorar/inmogat/es
  • Preparar la vivienda para la venta: la adecuación de la casa es de vital importancia para su venta. Una imagen vale más que mil palabras y la primera es la que queda. La vivienda debe estar recogida, ordenada y maximizando la visión de su espacio, es decir cuántos menos muebles y enseres mejor, así los clientes podrán hacerse una mejor idea del espacio con el que contarán para decorarla.
  • Preparar un reportaje profesional. La forma de ver la casa por parte de tus clientes es primordial, de ahí, la importancia que tiene preparar la vivienda para presentarla a los futuros compradores. Un reportaje profesional es la mejor manera de presentarlo.
  • Realizar un reportaje en 3 dimensiones de la casa. Hoy en día es de vital importancia que los futuros clientes, puedan visitar tu casa sin moverse del sofá. Esto además te ayudara a filtrar de antemano a futuros compradores y a continuar comercializando el inmueble en caso de confinamiento.
  • Disponer de toda la documentación necesaria para realizar la compraventa: es muy importante que prepares toda la documentación, para que en el momento en que tengas un comprador, dispongas de todos los documentos, escrituras del inmueble, el certificado energético, los planos, etc.
  • Hoy en día no basta con publicar en portales inmobiliarios. Es muy importante contar con una buena repercusión mediática y realizar una buena campaña de marketing personalizada y social media.
  • Atender a los compradores con celeridad. Deberás tener preparada la agenda para poder organizar las visitas y estar siempre a disposición para poder hacer visitas.
  • Comprobar toda la documentación reglamentaría;
      • Cedula de habitabilidad.
      • Certificado de eficiencia energética.
      • Estado de la comunidad de propietarios importe de cuotas, derramas y pagos comunitarios.
      • Servicios e instalaciones individuales y comunitarias
      • Comprobación de Datos registrales, cargas gravámenes y afectaciones.
      • En caso de viviendas en régimen de VPO, comprobar su calificación.

Debido a la complejidad de toda esta documentación, te recomendamos contratar a un buen especialista en esta gestión un API colegiado. El contratar a un especialista es de vital importancia, para que todo salga perfecto y puedas estar tranquilo durante todo el proceso. Además de descargarte de la complejidad y los nervios que conlleva la venta de un inmueble, tendrás la garantía de un profesional cualificado.